Nosotras

Somos familia, somos amigas, somos colegas

Es SORORIDAD

Cecilia Morales

Impulsora de negocios, guía, y feliz por naturaleza

Mi historia no es muy diferente a la de muchas otras. Me crié en una familia desestructurada, fui víctima de malos tratos en mi niñez y adolescencia, y digamos que la vida no ha sido fácil para mí.

Sin embargo, siempre encontré momentos para sentirme muy afortunada y agradecida por esos segundos maravillosos que me regalaban vida, y ganas de vivir más.

Con 21 años, conocí al sr. Costilla (que es como siempre llamo a mi marido) y hubo una nueva vida para mí, en la que me empoderé siendo madre de 3 mujeres maravillosas, y decidiendo darles cuidado y amor.

En 2018, con una limitación física debido a un problema en mis rodillas, decidí dar el paso a emprender, convirtiéndome en la primera asistente virtual especializada en el sector inmobiliario.

Mi personalidad a veces fuerte, a veces arrolladora, aunque siempre directa, comprometida y amable, hizo que mis inicios fuesen duros pero efectivos. Tuve que aprender a decir que no, a buscar nuevos clientes, a encontrar el valor de mi trabajo y ponerle un precio económico. Y por supuesto, tuve que lidiar con el «Síndrome del impostor», y con clientes poco «saludables» para mi negocio.

En los tres años que llevo emprendiendo con esta especialización, el desarrollo y la evolución han sido constantes. He contado con la experiencia y apoyo de una mentora, y con mi propia capacidad analítica y profesional, para poder conseguir crear un negocio en expansión, con muy buena reputación, y con un equipo de colaboradoras TOP.

Así es como he pasado de ser asistente virtual, a project manager, y a día de hoy soy formadora y guía para que otras mujeres puedan empoderarse y evolucionar, siendo como son y haciendo lo que mejor saben hacer.

@tudextra_

Conocemos las difíciles situaciones por las que puedes estar pasando

porque hemos estado ahí

Sabiendo que podíamos aspirar a más, y sin tener nociones de cómo hacerlo.

Cecilia Gil

Project manager, experta en marketing, y madre disfrutona.

Durante muchos años trabajé por cuenta ajena, especialmente en el sector retail, aunque pasé por diferentes sectores de los que siempre aprendí algo. 

En mi último trabajo como «empleada», trabajaba para una tienda de moda en la que, además de la venta al público, órden en la tienda, y contacto con los proveedores, me encargaba de las redes sociales. De hacer fotos, montar looks, y diseñar una estrategia visual.

Mi trabajo estaba bien valorado, ya que se compartía con otras tiendas de la marca, para que se tomara como ejemplo. Pero no así mi persona (como en tantas otras tiendas de moda como esa), ya que trabajaba a media jornada, y era un poco como un comodín, yendo a diferentes horarios cada día, haciendo tareas que no me correspondían, pero que no compensaban económicamente.

Cuando me quedé embarazada de mi hija, todo el agotamiento que llevaba el trabajar en esas condiciones, me hizo replantearme mi vida profesional.

Tuve a mi hija unas semanas antes del confinamiento por la pandémia del 2020, por lo que estaba de baja en ese momento, aunque ya tenía muy claro que no quería continuar con unos horarios que no me permitirían estar con mi hija.

Mi madre necesitaba ayuda con su proyecto, y sabiendo que mis conocimientos de marketing, mi capacidad de aprendizaje y mi necesidad de cambio, podían ser útiles para su evolución contó conmigo. Me ayudó en la formación que necesitaba para poder emprender, y conseguimos hacer un buen tándem empresarial.

Hoy, un año y poco después, no es mi única cliente, si no que soy la responsable de marketing en una conocida agencia inmobiliaria, creadora de contenido visual para otra cliente, y desarrollo material gráfico para diferentes empresas.

@ceciliagilmorales